domingo, 23 de septiembre de 2012

Flores que se comen

Pocas veces podemos hablar de un elemento de decoración que además sirva de alimento, pero esta vez así es. La flor denominada "Capuchina Enana" que podemos encontrar a la venta en multitud de centros comerciales y jardinerías, como por ejemplo el Carrefour, además de ser altamente decorativa es.... comestible!

La capuchina enana puede mostrar multitud de colores, desde el blanco con franjas rojas, hasta el amarillo, pasando por el naranja y el rojo, lo que hace que su capacidad decorativa en una terraza, balcón o jardín sea muy atrayente. Además son muy fáciles de cultivar. Si se compran en semillas, se deben plantar entre los meses de marzo a mayo y obtendremos la floración al cabo de un mes aproximadamente después de su siembra.



Y como decíamos, las flores, además de bonitas, son sabrosas. Se pueden añadir a ensaladas, platos de pasta fríos, etc. Siempre y cuando no hayamos utilizado pesticidas, acaricidas ni ningún producto tóxico para la salud.